Basílica Menor Nuestra Señora de Coromoto
   
 
 
Historia del Santurio Nacional Basílica Menor de Nuestra Señora de Coromoto Patrona de Venezuela
 

El Santuario Nacional de Nuestra Señora de Coromoto Patrona de Venezuela, se construyó en el lugar de la segunda aparición, donde la Santísima Virgen le entregó al Cacique Coromoto su Santa imagen.

En el año 1975 Monseñor Ángel Polacini Obispo de Guanare, invitó a la congregación de las Siervas del Santísimo Sacramento a fundar la Casa de Retiro Nuestra Señora de Coromoto. Es allí cuando esta agrupación de monjas toma la iniciativa de llevar la propuesta a Roma para la creación de un templo en veneración a la Virgen de Coromoto. La construcción arrancó en el año de 1982 lentamente porque los recursos no alcanzaban para hacerla avanzar con rapidez.

En los 14 años de construcción, la obra pasó por épocas difíciles. Hubo un año donde los trabajos estuvieron paralizados totalmente por falta de recursos. Posteriormente, pasó lo mismo por un lapso de seis meses. Pero a pesar de todos estos contratiempos, la obra se termina completamente en un tiempo record en el mes de febrero de 1996.

El Santuario fue consagrado el 7 de enero de 1996, e inaugurado con la solemne Eucaristía presidida por su Santidad San Juan Pablo II, el 10 de febrero de 1996.

Internamente el Santuario está dividido en tres partes. En el primer piso se encuentra el Altar Mayor, en forma de bohío, con un vitral donde representa la historia de la Virgen, desde la aparición hasta el momento de la coronación. Detrás del Altar Mayor se encuentra el Trono de la Virgen, que refleja ante los ojos de los peregrinos la herencia de Fe la Santa Reliquia de origen Divino, que la Madre de Dios entregó en las manos del indio Coromoto el 08 de Septiembre de 1652. Dos altares más completan la majestuosidad del lugar. Del lado izquierdo está el Altar Reserva del Santísimo Sacramento, en éste se tiene a Jesús en la Santa Hostia consagrada como lo indica su nombre. Del lado derecho está el Altar San Juan Bautista, que es donde se hacen los bautismos y tiene una representación de la Aparición de la Virgen. La cruz de vitral, que mide 110 metros cuadrados, simboliza la Santísima Trinidad y todo su poderío en un triángulo. Dios Padre reflejado con las manos, Cristo crucificado, y el Espíritu Santo en forma de paloma, todo esto está adornado con motivos llaneros, muchas flores, ramas, palmas, como la flora de Portuguesa, para darle propiedad.

 
 

«Cuaresma es el camino de la esclavitud a la libertad», homilía del Papa en el Miércoles de Ceniza

(leer más)
 

Papa: Tres aspectos a tener en cuenta para ser buen confesor

(leer más)
 

Familiarizarse con la Biblia para luchar contra el mal. El Papa en el Ángelus

(leer más)
 

El Papa al final de los Ejercicios Espirituales: “El Señor nos habla a través de palabras sencillas”

(leer más)